bUSCAR INICIO DE SESIÓN MONEDA (COP) Mi cesta (0) ITEMS

ES / EN

MI CESTA

TOTAL

$0.00


PAGAR

Para los occidentales, el Mediterráneo habría sido el origen de la rosa. Sin embargo, investigaciones arqueológicas han demostrado que en el siglo I A. C. la rosa ya se usaba para fines decorativos, medicinales y cosméticos, tanto en Grecia como en China. 

Adicionalmente, al final del siglo XVIII los llamados “rosales de China” se traían a Europa provenientes del Lejano Oriente.

Hoy en día la Rosa está presente en todos los países y climas, gracias a la labor de los obtentores, de los botánicos y de los coleccionistas enamorados de esta especie floral. 

Rosa Índica, o Rosa Centifolia (cien pétalos) de Bengala.

Madame de Pompadour con Rosa Siglo XVIII.

Rosa foetida bicolor, la antepasada de la mayoría de nuestras variedades Anaranjadas y de los híbridos bicolores de nuestras rosas modernas.

Ilustración de un manuscrito del siglo XIV, del Roman de la Rose, el primer poema sobre la rosa.

Madame du Barry con rosas. Siglo XVIII.

Nur Mahal, princesa india, y su esposo el Gran Mogol. Ella fue, la primera en descubrir el arte de fabricar esencia de rosas. Siglo XV.

En las GEÓRGICAS, Virgilio alaba las rosas de ESTUM, que florecían 2 veces / año. La denominaron “biferica rosaria Paesti”. Siglo XV.

Las rosas eran usadas en la decoración de las festividades romanas. Véanlas aquí formando guirnaldas.

Rosal viejo de 1000 años, que aún sigue creciendo contra el muro de la catedral de HILDESHEM, en Alemania. Lo hubiera sembrado o Carlos Magno, o el Emperados Luis el Germánico.

Ya existía, jaspeada (o rayada) “Rosa Mundi”, en el siglo XVI, pues la hubiera nombrado Enrique II de Inglaterra en honor a su amante Rosamunda.

Retrato de un galante romántico del siglo XVI, en un jardín con rosas.

Escaramujos (el fruto) de rosal, muy apreciado por su colorido (1914).